Islam en espaņol
  Eid al Fitr
 


Eid al-Fitr






¿Cuál es la definición de la oración del Eid al-Fitr?

 

Eid Al-Fitr o festividad del desayuno se celebra el primero del mes de Shawual del calendario lunar islámico, al terminar el ayuno de Ramadán.

 

¿Cuándo se realiza esta oración?

La oración de Eid Al-Fitr se realiza al día siguiente de haber completado el ayuno del mes de Ramadán. Esta oración es representativa del Islam, y los musulmanes la practican en agradecimiento por haber cumplido con el ayuno del mes de Ramadán.

Narró 'Aisha que el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “El Eid Al-Fitr es el día que la gente desayuna…”[1].

 

¿Cuál es el veredicto legal de la oración del Eid?

Las oraciones de ambas festividades son una Sunnah confirmada prescripta para todo musulmán y musulmana. Algunos sabios la consideraron una obligación comunitaria (Fard Kifaiah), es decir que si algunos individuos de la sociedad cumplen con la obligación el resto de la sociedad no es culpable de no realizarla. Pero otros sabios la consideraron una obligación individual (Fard ‘Ain), es decir que todo individuo de la sociedad, responsable de sus obras debe realizarla y de lo contrario estaría cometiendo un pecado. Pero la primera opinión es más acertada, y Allah sabe más.

 

¿En que horario se realiza esta oración?

Se puede realizar desde que el sol se ha elevado en el cielo la altura de una lanza (es decir entre media hora y 45 minutos después de su salida) y hasta el mediodía. Si se confirma el Eid recién después del mediodía, se rezará al día siguiente en su horario.

 

¿Cuáles son las Sunnas o actos recomendados el día del Eid?

Es Sunnah que los asistentes estén limpios y vistan sus mejores ropas, como muestra de alegría y festividad en ese día.

Es recomendado que asistan todas las mujeres, incluso las que no están rezando debido a su ciclo menstrual, las cuales escucharán la Jutbah pero no participarán de la oración.

Narró Umm 'Atiya: se nos ordenó que saliéramos las jóvenes solteras y las menstruantes para festejar las dos oraciones festivas, para participar de la alegría y los ruegos, pero se solicitó a las menstruantes que no ingresen a los lugares de oración.[2]

Es Sunnah madrugar para llegar temprano a la oración, inmediatamente después del amanecer. Se recomienda dirigirse caminando si es posible.

Narró 'Ali: Es Sunnah ir a la oración del Eid caminando.[3]

También se recomienda tomar un camino a la ida y otro distinto a la vuelta, para cumplir con la Sunnah y dar más magnificencia a la ocasión (al encontrarse con más gente ese día).

Es Sunnah comer un número impar de dátiles antes de salir hacia la oración de Eid Al-Fitr.

Narró Anas que el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no salía, el día del desayuno, hasta haber comido algunos dátiles[4]. Otra versión narrada por Ahmad dice: “y solía comer un número impar de ellos.”

Es Sunnah que el Imám se dirija a las mujeres en su Jutbah para recordarles sus deberes y exhortarlas a hacer caridad.

 

¿Dónde se debe realizar la oración del Eid?

Este rito se realiza en un terreno descampado cercano a la ciudad. No se suele realizar la oración del Eid en las mezquitas salvo que exista algún motivo puntual, como la lluvia o algo similar.

Narró Abu Huraira: Llovió un día del Eid y entonces el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dirigió la oración del Eid en la mezquita.[5]

Cuando el asistente llega al mismo, debe rezar dos Raka‘át y sentarse a alabar a Allah.

Narró Ibn 'Abbás que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezó dos Rak'at el día del Eid, y no rezó otras oraciones ni antes ni después.[6]

Es recomendable rezar dos Raka‘át al regresar a la casa ya que se narra de Abu Sa'id que el Profeta nunca rezó antes de la oración del Eid, pero cuando volvía a su casa rezaba dos Rak'at.[7]

 

¿Cómo se realiza la oración del Eid?

Cuando llega el momento del oración, el Imám se adelanta y dirige a la gente en dos Raka‘át que se realizan sin Adhán ni Iqámah.

Narró Ibn 'Abbásque  el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezó la oración del Eid sin  que se pronunciase Adhán ni Iqámah.[8]

En la primera Rak‘ah pronuncia siete veces la fórmula del Takbîr (Allahu Akbar) incluyendo Takbîrah Al-Ihrám. En la segunda Rak‘ah repite el Takbîr sólo cinco veces, además del Takbîr que pronunció al ponerse de pie.

Narró 'Amr Ibn Shu'aib de su padre, y este de su abuelo que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Son siete Takbir los de la primera Rak'a de la oración del Eid Al-Fitr y cinco en la segunda, y la recitación del Corán en ambas es después de los Takbir.”[9]

Es Sunnah que el Imám recite Surah “El altísimo” (#87) después de Al-Fátihah en la primera Rak‘ah y Surah “El día angustiante” (#88) en la segunda. También es recomendable recitar Surah “Qáf” (#50) en la primera Rak‘ah y Sûrah “La luna” (#54) en la segunda.

Es bueno alternar entre estas dos opciones para practicar la Sunnah en toda su variedad.

Cuando el Imám termina la oración del Eid, los que deseen podrán marcharse, pero es mejor permanecer sentado y escuchar la Jutbah pronunciada por el Imám donde es recomendable alabar y agradecer a Allah por las gracias recibidas, mencionar la obligación de seguir Sus mandatos y exhortar a los musulmanes a dar caridades y ser generosos.

Narró Abu Sa'id que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) salía el día del desayuno y el día del sacrificio al lugar de la oración, y comenzaba con la oración, luego se paraba y disertaba ante la gente que permanecía en sus filas sentados, invitándolos al bien y ordenándoles sus obligaciones.[10]

Si el Eid coincide con un día viernes, quien asista al oración del Eid queda eximido de la oración del Yumu‘ah, por lo que rezará el Dhuhr normalmente. En cambio, el Imám y los que no hayan asistido al oración del Eid deben rezar el Yumu‘ah.

Si el Imám olvida pronunciar un Takbîr adicional y empieza a recitar Al-Fátihah no debe reponerlo, pues es una Sunnah cuya ocasión ha terminado.

 

¿Qué debe hacer quien llega tarde a la oración del Eid?

Quien se retrase y se una a la oración del Eid después que éste haya comenzado, deberá completar lo que le faltó del mismo luego de que el Imám pronuncie el Taslîm. Y quien haya perdido la oración la podrá reponer manteniendo su forma prescrita.

 

¿Qué es el Takbir del Eid?

Es Sunnah que los musulmanes pronuncien el Takbîr en voz alta durante los días del Eid, en sus casas y mezquitas.

 

¿Cuándo se debe pronunciar este Takbîr?

El Takbîr se inicia en la víspera del Eid y termina al iniciarse la oración del Eid.

 

¿Cómo es el Takbîr?

Se puede decir:

Allahu Akbar Allahu Akbar Allahu Akbar, La iláha illa Allah. Allahu Akbar Allahu Akbar ua lillahil hamd (Allah es el más grande, Allah es el más grande, no hay más dios que Allah. Allah es el más grande, Allah es el más grande y para Allah es toda alabanza).

Allahu Akbar Allahu Akbar Allahu Akbar, La iláha illa Allah. Allahu Akbar Allahu Akbar Allahu Akbar ua lillahil hamd (Allah es el más grande, Allah es el más grande, Allah es el más grande, no hay más dios que Allah. Allah es el más grande, Allah es el más grande, Allah es el más grande y para Allah es toda alabanza).

Allahu Akbar Allahu Akbar Allahu Akbar, La iláha illa Allah. Ua Allahu Akbar Allahu Akbar ua lillahil hamd (Allah es el más grande, Allah es el más grande, Allah es el más grande, no hay más dios que Allah. Allah es el más grande, Allah es el más grande y para Allah es toda alabanza).

 

¿Cuál es el veredicto legal en el Islam respecto a las festividades de carácter religioso que no tienen asidero en la Sunnah?

La celebración del Isrá', la de mediados de Sha‘bán y la del nacimiento del Profeta y otras son meros inventos que no tiene asidero ni registro en la Sunnah, y por lo tanto se trata de innovaciones (Bida‘) que son rechazadas por el Islam. Quien las celebre o acepte, invite a otros a celebrarlas o gaste en su realización es un pecador, y cargará con su pecado y el pecado de los que imiten su práctica.

Narró Anas cuando el Mensajero de Allah  vino a Medina, la gente tenía dos días festivos. Él les dijo: “Allah os ha dado en reemplazo algo mejor: el día del sacrificio y el día del desayuno”.[11]

De esto podemos deducir que esta práctica es una innovación, porque el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien realice alguna obra (de adoración) que no se encuentre registrada le será rechazada”[12] y también dijo: “Quien innove algo en esta materia (el Islam) que no sea originalmente de él, le será rechazado”[13] y para evidenciar que toda innovación es un desvío el profeta Muhammad dijo: “Toda innovación es desvío, y todo desvío lleva al infierno”.[14]

 



[1] Registrado por At-Tirmidhi.

[2] Registrado por Al-Bujári y Muslim.

[3] Registrado por  At-Tirmidhi, que lo calificó Hasan.

[4] Registrado por Al-Bujári.

[5] Registrado por Abu Dawud con un Isnád con cierta debilidad.

[6] Registrado por Al-Bujári, Muslim y otros.

[7] Registrado por Ibn Máyah a través de una cadena de narradores aceptable.

[8] Registrado por Abu Dawud; y su origen está en Al-Bujári.

[9] Registrado por Abu Dawud; At-Tirmidhi mencionó que Al-Bujári lo consideraba auténtico.

[10] Registrado por Al-Bujári y Muslim.

[11] Registrado por Abu Dawud y An Nasá'i; con un Isnád Sahih.

[12] Registrado por Muslim en su Sahih, 3243.

[13] Registrado por Al-Bujári y Muslim.

[14] Registrado por An-Nasai 1560



 
  Hoy habia 78 visitantes (144 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

Para comentar y/o valorar la página haga clic aquí.

Si desea utlizar la versión móvil haga clic aqui.

 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=