Islam en espaņol
  Comenzar y romper ayuno
 


Cuándo comenzar y cuándo romper el ayuno



(6)             Una vez que la circunferencia completa del sol ha desaparecido [en el horizonte], la persona debe romper su ayuno e ignorar el fulgor rojo que permanece en el horizonte. El Profeta r dijo:

 

“Una vez que llega la noche y el día desaparece, y el sol se ha puesto, la persona que ayuna debe romper su ayuno”.[1]

La Súnnah es romper el ayuno lo antes posible. El Profeta r no oraba el Maghrib hasta tanto hubiese roto su ayuno, aunque más no fuera con un sorbo de agua.[2] Si la persona que ayuna no encuentra nada con qué romper su ayuno, debe tener la intención en su corazón de romper el ayuno y no chuparse el dedo [ni nada similar] como hace alguna gente. El ayuno debe romperse en el momento adecuado. Una vez el Profeta r vio que en Infierno había personas colgadas con sangre que les caía de las comisuras de los labios. Cuando preguntó por ellos, le dijeron que eran los que rompieron su ayuno antes de que fuera tiempo indicado.[3] Si la persona tiene la certeza, piensa que es muy probable, o tiene dudas de que si ha roto o no el ayuno en el momento adecuado, debe recuperar ese ayuno más adelante, pues el principio básico es que el día no ha terminado.[4] Debe tener cuidado de confiar en la palabra de fuentes no fidedignas, y también de las diferencias horarias entre distintos pueblos y ciudades cuando oye el adhán en la radio, por ejemplo.

(7)             Cuando aparece el alba, que es la luz blanca que se extiende por el horizonte en el este antes del amanecer propiamente dicho, la persona que desea ayunar debe dejar de comer y beber de inmediato ya sea que oiga o no el adhán. Si la persona sabe que el muecín llama el adhán al alba, debe dejar de comer y beber al oír el adhán, pero si el muecín llama el adhán antes de Fayr, no tiene entonces que dejar de comer y beber al oírlo. Si no conoce cuál es la práctica habitual del muecín, o si hay diferencias entre los muecines y no puede determinar por sí mismo el momento del alba – como sucede en el caso de las ciudades grandes debido a los edificios y la iluminación artificial – debe tener la precaución de referirse a un horario impreso, siempre y cuando esté seguro de que los cálculos sobre los cuales se realizó no sean incorrectos.[5]

La idea de tomar medidas de precaución dejando de comer y beber un tiempo antes de Fayr, por ejemplo, diez minutos, es una innovación reprensible (bid’ah). En algunos horarios puede verse un título que dice “imsaak” (momento límite para dejar de comer y beber) y otro para el Fayr. Esa práctica va en contra del Islam.

 

(8)             Los musulmanes que viven en ciudades en las que exista una alternancia distinta entre el día y la noche en un período de veinticuatro horas deben ayunar, sin importar lo largo que sea el día, siempre y cuando haya distinción entre el día y la noche. En aquellos sitios en que no existe tal distinción, los musulmanes deben ayunar según los horarios de la ciudad más cercana en la que exista la alternancia entre día y noche.


[1] Registrado por al-Bujari, al-Fat’h n° 1954; el tema también es mencionado en Majmu’ al-Fatáwa, 25/216.

[2] Registrado por al-Hákim, 1/432; al-Sílsilat al-Sahihah, 2110.

[3] El hadiz se encuentra en Sahih Ibn Juzaymah, n° 1986, y en Sahih al-Targhib, 1/420.

[4] Fatáwa al-Laynah al-Daa’imah, 10/287.

[5] También debe asegurarse de que el reloj que esté usando tenga la hora correcta, pues esto puede llevar a que la persona rompa su ayuno antes de tiempo. (Nota del Traductor)


 
  Hoy habia 59 visitantes (91 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

Para comentar y/o valorar la página haga clic aquí.

Si desea utlizar la versión móvil haga clic aqui.

 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=