Islam en espaņol
  Introduccion Islam
 


Breve introducción al Islam para nuevos musulmanes

 

Islam es entregarse completamente a Dios creyendo en Su Unicidad; adorándolo, y dejando de lado todo tipo de idolatría y politeísmo (Shirk).

Islam es la única religión o modo de vida aceptado por Dios. Es la religión final, que reemplaza a todas las religiones anteriores. Dios no acepta de Sus siervos otra cosa. Dice Dios Altísimo: ‘Ciertamente la única religión aceptada es el Islam’.

También dice: Quien siga una religión diferente al Islam [el sometimiento a Dios] no se le aceptará, y en la otra vida se contará entre los perdedores.

 


Cómo ingresar al Islam: Los dos Testimonios de Fe

(La ilahah Illa Allah wa Muhámmad Rasul Allah)

Para ingresar al Islam, usted debe saber el significado de estos dos testimonios y pronunciarlos con pura convicción.

 

Traducción de

la Shahádah (los testimonios de fe):

Ash’hadu: Doy testimonio...

An la ilahah: que no existe otra divinidad digna de alabanza...

Ílla Allah: …excepto Dios mismo (oración afirmativa) es decir, que todos los actos de adoración se deben dedicar y orientar sólo a Dios...

wa Muhámmad: y que Muhámmad, hijo de Abdullah, hijo de Abdul-Muttalib...

Rasul Allah: es enviado de Dios para toda la humanidad.

 

Significado general de La ilahah Illah Allah Muhámmad Rasul Allah

No existe divinidad excepto Dios y Muhámmad es Mensajero de Dios (Obedecemos sus mandamientos y nos abstenemos de todo lo que ha prohibido. Creemos todo lo que nos ha informado, y que Dios no debe ser adorado excepto en la manera en que Él mismo nos ha enseñado).

 

La Divina Escritura del Islam: Es el Corán, que es la palabra de Dios; que fuera revelado a Muhámmad, que Dios exalte su mención, a través del Ángel Gabriel (la paz sea con él).

Es menester de todo musulmán memorizar del Sagrado Corán una porción suficiente para completar sus plegarias.

De hecho, todas las escrituras previas fueron distorsionadas y tergiversadas; pero el Corán permanece en su forma pura tal como fue revelado a Muhámmad, que Dios exalte su mención. Dios ha prometido conservarlo eternamente. Dios dice: ‘Por cierto que nosotros hemos descendido ‘el recuerdo’ (El Corán) y nosotros somos sus custodios’. Por esta razón, nadie puede distorsionarlo.

Luego de conocer el significado de los Dos Testimonios de Fe, pronunciarlos y aceptarlos en el corazón (sin presiones ni anhelando beneficios mundanos al pronunciarlos), el individuo se convierte en musulmán, luego de lo cual adquiere ciertas obligaciones, y se libera de otras. Si muere después de pronunciarlo, ingresará al Paraíso.

 

Los Cinco Pilares del Islam: (Estos pilares deben ejecutarse físicamente, ya sea que la acción tenga lugar en el corazón, en las palabras o se trate de una acción física).

 

El Primer Pilar: Los Dos Testimonios de Fe.

No existe divinidad excepto Dios, y Muhámmad es Su Profeta y Mensajero, que fue enviado por Dios a toda la humanidad para guiarlos a adorar sólo a Dios, y sin asociarle copartícipes en su divinidad.

 

El Segundo Pilar:

La Azalá (La plegaria)

Son cinco plegarias en total durante el día y la noche. La recompensa que el musulmán obtiene al realizarlas es igual a la recompensa de cincuenta plegarias... si se realizan con las condiciones necesarias, sus pilares y los actos obligatorios. Algunas de sus condiciones son que la persona que quiere orar sea un musulmán en pleno uso de sus facultades, que tenga la edad de discernir, que haya realizado la ablución y tenga la intención de orar cierta plegaria, y orientarse hacia la Meca (Qiblah) al orar.

 

El Tercer Pilar: Zakat (Contribución social obligatoria para con los pobres).

Es obligatorio para todo musulmán cuya riqueza ha alcanzado el Nisaab (ahorro mínimo imponible) y que haya sido tenida en su posesión durante 12 meses lunares, dar 2,5% de ella a los pobres y necesitados que haya en su familia – a quienes no tenga que ayudar legalmente – y también a otros musulmanes pobres y necesitados.

 

El Cuarto Pilar: El ayuno.

El musulmán debe abstenerse de comer y beber y mantener relaciones sexuales desde antes del alba hasta el ocaso. El mes del ayuno es llamado Ramadán. Es obligatorio ayunar para todo musulmán adulto y en uso de sus facultades.

 

El Quinto Pilar: La peregrinación.

Es la visita al Sagrado Templo en la ciudad de La Meca y otros sitios sagrados con la intención de realizar la peregrinación. Es una obligación para todo musulmán adulto y en uso de sus facultades que pueda pagar el viaje, peregrinar al menos una vez en la vida.

Quien rechace alguno de estos pilares por falta de fe o por flojera habrá abandonado la fe en el Islam.

 

Los Seis Pilares de la Fe:

1. Creer en Dios: Es creer que Él es el Creador, el Proveedor, Quien causa la vida y la muerte y Aquel en Cuyas Manos están todos los asuntos. Él es el Primero, antes de Él no había nadie, y Él es el Último, después de Él no habrá nadie, Él es el Supremo, por encima de Él no hay nadie, y Él es Quien todo lo Sabe, nada queda oculto a Sus ojos. Creemos en Sus bellos nombres y sublimes atributos sin distorsionarlos ni negarlos, sin marcar paralelos ni compararlos con los atributos de su creación. Dice Dios: ‘No hay nada ni nadie semejante a Dios, y Él es Omnioyente, Omnividente.

2. Creer en los Ángeles: Son honorables servidores que obedecen a Dios en todo. Entre ellos están Yibril (Gabriel), Mi’kail (Miguel), Israfil (Azrael), Ridwan, Malik, y los ángeles que registran las buenas y malas acciones de las personas.

3. Creer en las Divinas Escrituras que Dios le reveló a sus Profetas y Mensajeros. La Última Escritura es el Corán. El mismo abroga y sustituye todas las anteriores, por lo cual no es correcto adorar a Dios siguiendo los preceptos de otro libro que no sea el Corán.

4. Creer en los Mensajeros: Allah los envió a la humanidad para guiar a los hombres a que adoren sólo a Dios, y a no asociarle copartícipes. Creemos en que Dios los ha enviado. Entre ellos se encuentran los profetas más probados y pacientes, a saber, Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Muhámmad, que Dios les conceda paz y bendición.

5. Creer en el Último Día: Es el Día de la Resurrección, el Día de la Compensación; el Día en que los creyentes entrarán al Paraíso y los incrédulos y ateos al Fuego del Infierno; en cuanto a los pecadores (los que murieron sin arrepentirse), quedarán sujetos a la voluntad de Allah. Él los castigará o los perdonará acorde a su voluntad, justicia y misericordia.

6. Creer en la Predestinación tanto en lo agradable como desagradable de ella. Todo lo que Allah predestinó inevitablemente sucederá; todo lo que tenga que sucederle, tendrá lugar. Todo lo que tiene lugar en este universo ya está registrado en la Tabla Preservada (al-Lauh al-Mahfud).


Fuente: www.islamhouse.com



 
  Hoy habia 75 visitantes (99 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

Para comentar y/o valorar la página haga clic aquí.

Si desea utlizar la versión móvil haga clic aqui.

 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=